Luis Felipe Giraldo: “Es importante crear un equipo robusto”

El inversionista colombiano, mentor del Geek Camp 9, conversó con Incuba UC y nos cuenta su experiencia de vida como emprendedor e inversionista.

Luis Felipe llegó a Atlanta a los 13 años y el emprendimiento siempre fue una herencia familiar, en su familia siempre hubo emprendedores y desde muy pequeño se daba cuenta de que el camino natural era crear empresas. 

IMG_8908Al principio fue dejándome llevar, muy intuitivo, sin saber muy bien cómo era esto de invertir, hasta que empezamos a profesionalizarlo un poco más, con el apoyo de mi prima y otros familiares, y empezar a invertir en los emprendedores. Entonces nos fuimos convirtiendo en inversionistas también y es lo que somos hoy en día. Nos dedicamos a identificar los proyectos, armar bien su estructura, plan de crecimiento, finanzas, proyecciones financieras, el equipo, la tecnología y tratar de apoyarlos. Cuando vemos que todo eso está listo, cumplieron todos los prerrequisitos, nosotros ponemos el dinero y llamamos al resto de nuestra red de inversionistas para que inviertan en esta compañía.

¿Cuál es el principal uso que le dan a ese financiamiento?

Principalmente para escalar, para crecer, no son para validación. Y esa ha sido nuestra forma de devolver, de ayudar a los emprendedores, porque nos sale del corazón. Queremos ayudarlos no solo en la parte financiera, sino que también queremos vincularnos y apoyarlos activamente.

¿Te ha tocado fracasar también?

Claro, hemos fracasado (risas) y yo creo que es una parte muy importante. El mundo del emprendimiento ve algo muy sexy, algo de Hollywood, de lo bonito que es, pero no conoce la parte difícil que hay detrás, y es que es que hay fracasos, que todos hemos fracasado. Nosotros de cada cuatro empresas, normalmente dos o tres fracasan normalmente en el transcurso de un año y medio. Una llega a punto de equilibrio y otra que le va bastante bien, entonces, una de las partes más importantes de esta actividad, es que en los eventos o en actividades, como por ejemplo el Geek Camp, se mencionan las veces en las que hemos fracasado. Y han sido más las veces en las que nos ha ido mal que las que nos ha ido bien. Yo creo que ese es el común denominador de todos los mentores.

¿Qué se aprende de estos fracasos?

Una de las cosas que hemos aprendido con sangre (y dinero) es que en las empresas que fracasan es importante cortar rápido. Podemos dejar las métricas, unos hitos a cumplir, dejar un tiempo determinado, definir un capital determinado para tratar de validar si esa idea tiene futuro o no, para poder cortar rápido. Tal vez uno alarga el tiempo de un emprendimiento, tres, cuatro años, cuando es un emprendimiento que tal vez, no tenía futuro. Y lo alargas con la intención de encontrar el cómo, el dónde… Es la importancia de dejar hitos definidos y si no funciona, cerremos, dos meses de luto y seguimos. Es una de las cosas más importantes que hemos aprendido, es que hay que darle un tiempo de vida a cada idea y si no funciona, la que sigue.

Ya finalizados los 4 días de Geek Camp, ¿Qué mensaje le das a estos emprendedores?

Una recomendación para los emprendedores es que, una vez que pasen la primera etapa de validación, y tienen un emprendimiento que es sexy, con buenas métricas, con buenos números en ventas, que terminen de crear el equipo; que sea un equipo muy robusto. Y con eso, debería ser fácil replicar una operación en Colombia y México. Digo estos países, porque son lugares en donde estamos nivelados en índices muy similares, porque la única diferencia es que estos son países mucho más grandes a niveles de mercado. El resto, el estado de la tecnología, las pasarelas de pago, el nivel de adopción de internet, de compras por internet, todo está en términos muy similares y debieran ser fácilmente replicables.