Publicado por
Incuba UC
Fecha
06 de octubre 2016
Categoría
Comunicado
Compartir

Beelivery es una plataforma que conecta negocios locales con repartidores que utilizan vehículos no contaminantes como las bicicletas tradicionales o eléctricas. Según sus creadores, los pedidos provienen en su mayoría de gente joven que apuesta por la colaboración, la sustentabilidad y se apasiona por la tecnología.

Para muchos comerciantes, encontrar quién reparta en tiempo y en forma los pedidos que sus clientes solicitan resulta ser una tarea muy difícil. Con esta problemática en mente, dos emprendedores chilenos diseñaron Beelivery, un sistema de reparto a domicilio que conecta, a través de una plataforma online, a farmacias, cadenas de comida rápida y tiendas con repartidores independientes o propios de la empresa, que se mueven por la ciudad en bicicleta.

Los emprendedores detrás de esta idea son el ingeniero Jesús Casas y el diseñador industrial Kurt Vega, quienes en 2014, tras validar el sistema en terreno, se lanzaron con su proyecto al mercado y hoy son parte de Incuba UC

“Hemos trabajado con más de 45 clientes tanto en Santiago como en Concepción, y hemos creado empleo para más de cien repartidores que llevan pedidos en sus tiempos libres, lo que les permite seguir estudiando o complementando sus trabajos con otras actividades”, precisa Vega. Y adelanta: “Nuestro sello es la sustentabilidad, por ende operamos actualmente con vehículos cero emisión - bicicletas, bicicletas eléctricas y cargo bikes- y estamos desarrollando una línea de motos eléctricas para seguir con nuestra visión de no contaminar las ciudades”.

Si bien se sabe que las bicicletas pueden ser un modo rápido, sustentable y económico de entregar pedidos, en un comienzo, confiesa Vega, el sistema generaba dudas en algunos clientes.

“Existen muchos paradigmas que hemos tenido que romper con respecto a los tiempos, velocidades y capacidades de entrega. Para las empresas más tradicionales, nuestra propuesta puede ser un complemento a otros sistemas logísticos que actualmente ya poseen, pero existen muchos clientes que aman la vida sana y les hace mucho sentido que los repartos sean de esta manera”.

Muchos son los locales que han confiado en Beelivery, por ejemplo: Niu Sushi, Take a Wok, Subway, Mizu, Senz Sushi, 100 Montaditos, La mensajería y Taquería los Miserables.

Cada mes, la empresa gestiona tres mil quinientos despachos en Santiago y Concepción y espera llegar a los diez mil a fin de año. Según explican sus impulsores, existen varios modelos de ingresos que han ido desarrollando y testeando en el camino y que dependen de los requerimientos de cada comercio. Entre ellos, el cobro por despacho realizado, por distancia o un porcentaje de la venta del producto. Próximamente, el equipo de Beelivery lanzará una aplicación descargable para facilitar el proceso de pago.

“Estará dirigida a empresas y personas naturales que quieran realizar sus despachos durante el día. Hemos recibido mucho feedback por parte de los clientes que tienen la necesidad de despachar y pagar el servicio de manera directa a través de una aplicación”, detalla.

Los creadores aseguran que el sistema es más barato que el tradicional, pues se ahorra el TAG, mantención y combustible que usan las motos o automóviles.

Fuente: Soy Chile  
Compartir